¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1
__________________________________________________________________________________________________________________

Aviación melillense I: PauknAir

PauknAir, era una aerolínea del grupo Pan Air con base en el aeropuerto de Melilla. Fundada en 1995 por el empresario alemán Gerd Peter Paukner y otros empresarios melillenses, tendría que competir contra el Binter Mediterráneo de Iberia, y para ello contaría con dos BAE146, los únicas turboreactores capaces de aterrizar en el aeropuerto de Melilla.

A pesar de sus dos aviones, sus rutas eran muy variadas, como podéis ver (imágenes cedidas por Airline-Memorabilia).












Pero la tragedia sobrevino una mañana nebulosa de otoño del 1998.

El primer vuelo de la mañana, que debería haber llegado a las 9:00 desde Málaga no llegó. Nadie había recibido ningún aviso de emergencia, salvo la ausencia del avión, todo era normal. Todo, hasta que un avión de la Fuerza Aérea Española que hacía prácticas en Marruecos localizó humo entre las montañas del cabo Tres Forcas marroquí.
Se activaron las alarmas. Unidades de Protección Civil, Bomberos y voluntarios de la Asamblea Provincial de Cruz Roja, la Guardia Civil y la policía de Melilla, se trasladaron Boumahfouda, aldea cercana al lugar del accidente.

Se encontraron la desolación: el avión destrozado e incendiado, restos del catering e instrucciones del seguridad esparcidas en el perímetro, olor a plástico y a carne quemada...en fin, un paisaje dantesco.


En el aeropuerto de Málaga y Melilla los familiares se acumulaban esperando noticias. Hasta que al mediodía, se confirma. "El avión se ha estrellado contra una colina a 20 Km. de Melilla". Llantos de tristeza y de felicidad (aquellos que por algún motivo no habían cogido el vuelo) llena las terminales.


38 personas perdieron la vida en el accidente, cuyos cadáveres fueron recuperados y llevados a una improvisada morgue en la Lonja de Melilla para su identificación.


Al velatorio de las víctimas melillenses acuden los duques de Palma, y los representantes de las 4 religiones de Melilla.













La pérdida de uno de los dos aviones, junto al acumulamiento de deudas hizo que la compañía quebrase, solo dos meses después del accidente.





0 opiniones: